Situación y perspectivas del sector de la robótica en España

Situación y perspectivas del sector de la robótica en España

  • Reservada durante años a las grandes corporaciones, la reducción de los costes es la gran oportunidad para la modernización y reindustrialización de las PYMES, el grueso del tejido industrial.
  • La robótica de servicio es la vertiente donde el mercado va a sufrir una verdadera explosión comercial.

En el sector tecnológico, uno de los principios que se mantiene y repite como un verdadero mantra, es que nos encontramos en pleno nacimiento de la conocida como Cuarta Revolución Industrial y España no es ajena a este cambio.

Ocupamos puestos de cabeza en el ranking de países con mayor número de robots industriales instalados por número de empleados. Según el último estudio de la IFR (International Federation of Robotics), España ocupa la undécima posición a nivel mundial y la cuarta a nivel europeo, sólo superada por Alemania, Italia y Francia.

La porción principal del parque robótico se sitúa en el sector automovilístico, seguido del metalúrgico, plásticos y química, y alimentación.

No obstante, un estudio de la Fundación SEPI, adscrita al Ministerio de Hacienda, muestra que apenas un tercio de las compañías industriales en España utilizó robots en el periodo 2014-2016 … ¿cómo es posible?

La diferencia entre los datos de la IFR y de la Fundación SEPI radica en que el primer estudio se concentra en las unidades instaladas en los cuatro sectores principales dominados por grandes corporaciones que, en suma, arrojan una alta densidad de robots utilizados. En cambio, los datos del segundo estudio se extraen del conjunto total de empresas industriales, donde en España, un tercio de las mismas son PYMES. Es en este nicho de mercado, el de las pequeñas y medianas empresas, donde el uso de estas tecnologías tiene un enorme recorrido.

La democratización de la robótica

En esta revolución, dos tecnologías destacan por encima del resto:

  • Los cobots, robots colaborativos diseñados para trabajar codo con codo con los humanos y con capacidades industriales.
  • La robótica móvil autónoma, con habilidades colaborativas y con usos tan diversos como transporte intralogístico en fábricas, gestión de almacenes, asistencia a operarios y como últimos desarrollos, su uso combinado junto a cobots que permiten, entre otras, la realización de operaciones en línea de producción en movimiento.

Pero el verdadero punto de inflexión se encuentra en la reducción de los costes, que en los cobots se traduce en unos precios de adquisición y puesta en marcha mucho menores que el de sus hermanos industriales. Esto permite la reindustrialización y modernización del grueso del tejido empresarial, dejando atrás los tiempos en que la robótica sólo era accesible a las grandes corporaciones.

España destaca especialmente en estas dos tecnologías. En el de los cobots, no por el número de fabricantes, que es escaso, sino por el número de empresas que desarrollan herramientas que confieren a estos robots de las habilidades necesarias para su explotación real (sistemas de visión artificial, paletizado, soldadura, etc.)

En el caso de la robótica móvil, la situación es muy diferente, puesto que España sí cuenta con un buen número de fabricantes, algunos de ellos líderes en el mercado.

Fuera del ámbito puramente industrial, las tendencias del sector de la robótica se definen por los próximos avances en los campos de la robótica aérea, la logística, el transporte, la agroalimentación, la seguridad, el control de infraestructuras, el retail, la robótica social, asistencial y médica. Es en esta vertiente, conocida como robótica de servicio, unida a la inteligencia artificial, el 5G y resto de tecnologías digitales, donde el mercado va a sufrir una verdadera explosión, significativamente mayor que en los entornos industriales.

En España, cabe destacar la gran oportunidad existente en el sector agroalimentario, donde ya se empiezan a detectar movimientos importantes en la implantación de sistemas robotizados.

Por su parte, la robótica para logística, se define como el sector con mayor crecimiento absoluto en los próximos años.

Deja un comentario