Exoesqueletos: un vistazo al mercado

Exoesqueletos: una visión general del mercado

Exskeletons

La consultora ABI Research confirma que el mercado potencial de los exoesqueletos comerciales e industriales supera actualmente los 2,6 millones de unidades en el mundo, con tecnologías que soportan el cuerpo de pie y en cuclillas como las más comunes. Esta cifra contrasta con el número total de unidades de exoesqueletos que se han ido vendiendo a lo largo de los últimos años.

Según explica Dan Kara, director de investigación de ABI Research, “la tecnología de exoesqueleto comercial e industrial actúa como un puente entre los extremos de tareas completamente manuales y aplicaciones que demandan automatización tradicional y soluciones robóticas”.

Los exoesqueletos también conocidos como servoarmadura, exomarco o exotraje, es una máquina móvil consistente primariamente en un armazón externo que puede cumplir distintas funciones según la finalidad del mismo. Como por ejemplo el uso de este tipo de tecnología en cadenas de montaje como ha hecho AUDI, con un exoesqueleto de fibra de carbono que permite reducir la fatiga de sus empleados. El objetivo de este exoesqueleto es mejorar la postura de trabajo, ayudar en la línea de montaje evitando posibles lesiones en los hombros ya que son las partes más sensibles de ser afectadas en este tipo de trabajo por el peso de las piezas de automoción. De este modo, con el uso de esta tecnología en la industria lo que se pretende además de ayudar a los trabajadores es aumentar la seguridad y la productividad humana. Por eso, la tecnología de los exoesqueletos ha llamado la atención de grandes industrias como SIEMENS, LOWE’s, Ford para implementar el uso de exoesqueletos en su industria.

Esta tecnología ha probado que altera y mejora la calidad de vida ya que tiene soluciones en el mercado de la medicina y no es aventurado afirmar que aportando exoesqueletos a sus trabajadores en un programa piloto en pocos años, muchos de los que hoy no pueden caminar echarán a andar.

Investigadores estadounidenses han combinado un exoesqueleto con una nueva técnica de estimulación de la columna que ha permitido a un paralítico dar sus primeros pasos desde que se lesionara la médula espinal. La convergencia acelerada entre neurociencia, robótica e ingeniería está permitiendo crear y comercializar sistemas robóticos para que los paralíticos por enfermedad o lesión puedan soñar con volver a caminar.

Alguna de esta innovación está liderada por empresas españolas, como el prometedor Atlas 2020, creado por Marsi Bionics. una spin-off del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)— y la colaboración de la empresa de ingeniería Escribano. Este robot que se acopla al cuerpo del niño, está formado por unos largos soportes que se ajustan y adaptan a las piernas y al tronco del paciente pediátrico. En las articulaciones, una serie de motores imitan el funcionamiento del músculo humano, de forma que dan a los menores afectados por estas dolencias neuromusculares la fuerza necesaria para mantenerse en pie y caminar.

Pero hay otra posibilidad. Recuperar las neuronas durmientes de la médula. Ese es el nuevo enfoque ensayado por un grupo de científicos, desde neurocientíficos hasta ingenieros, de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA). Con la ayuda de la empresa Ekso Bionics, que aportó el exoesqueleto, los investigadores diseñaron un sistema que estimula la columna vertebral con electricidad y, de vuelta, aprovecha la respuesta neuronal, por tibia que sea, para que el robot se levante y camine.

Los investigadores aseguran que esta tecnología abre la puerta a desarrollar más exoesqueletos de marcha diseñados específicamente para otras enfermedades neuromusculares.

En las conferencias de Global Robot Expo ’18, contaremos con la participación de Guarav Genani, CEO de Skel-Ex, Russ Angold, CEO de Ekso Bionics y Homayoon Kazeroni, Fundador de SuitX. Será una excelente oportunidad para conocer las tendencias del sector y aprender de sus experiencias, además de ver demostraciones en directo de la funcionalidad de los exoesqueletos.

3 comments on “Exoesqueletos: un vistazo al mercado”
Deja un comentario