La nueva ley que regula el espacio aéreo y permite a los drones vuelos nocturnos y en entornos urbanos

La nueva ley que regula el espacio aéreo permite a los drones vuelos nocturnos y en entornos urbanos

Drones y Espacio aéreo compartido

El Gobierno aprueba la nueva ley sobre drones: permite vuelos nocturnos, en entorno urbanos y sobre multitudes. Ya que hoy en día se está convirtiendo en una tecnología que está en constante evolución. Es por eso que es necesario incorporar regulaciones para ampliar el espectro de entornos donde sea posible pilotar UAVs.

La nueva regulación aprobada, que sustituye al contenido de la Ley 18/2014, permite una operativa más extensa y flexible, garantizando “siempre la seguridad de las operaciones” e “impulsando así el crecimiento de un segmento emergente, íntimamente ligado al desarrollo y a la innovación tecnológica”, según Fomento.

La norma vigente hasta ahora establecía unos requisitos mínimos para la operación con este tipo de aeronaves, pero no abarcaba todas las posibles actividades en las que el sector ha venido planteando y evolucionando. Ya que dentro de la tecnología de los drones hay multitud de aplicaciones desde el ocio; utilizando estas naves para grabar videos ya que pueden llevar cámaras incorporadas que permiten grabar en HD, tomar fotografías o incluso para el mismo propósito, pero en deportes de acción. Ya que es posible incorporar control remoto en estas naves para que mantengan un vuelo siguiendo a un objetivo a una distancia especificada en vuelo por control remoto y en vuelo automático.

Tanto como para uso más profesional, utilizando la tecnología de estos drones para sobrevolar campos de agricultura permitiendo por ejemplo una fumigación de precisión. El uso de este tipo de aeronaves en la agricultura supone un avance en términos de control de procesos como lo es en ahorro en costes para el sector debido a las ventajas que proporciona para detectar plagas y malas hierbas hasta peritaje e inventario de terrenos de cultivo.

Asimismo, como esta tecnología de drones puede ser utilizará en aplicaciones de obra civil o edificación porque está adquiriendo cada vez más relevancia. Las principales razones que justificarían la utilización de drones en construcción son diversas. Primero por su potencial para planificar, promover o comercializar nuevas obras o proyectos. Por ejemplo, mediante técnicas de realidad virtual y modelos digitales 3D es posible reproducir la integración de un proyecto en el entorno construido o las vistas que se tendrían desde una ventana o mirador de un nuevo edificio.

Desde el punto de vista estrictamente constructivo, la utilización de UAVs permitirá un mejor seguimiento de las obras, tanto desde el punto de vista del avance de los trabajos como de la inspección de las unidades de obra, la logística de los trabajos o la idoneidad de las medidas seguridad e higiene en el trabajo. Asimismo, los drones ofrecen un potencial enorme para la ejecución de las tareas 3D, en inglés, “dangerous, dirty and dull” (tareas peligrosas, sucias y aburridas).

Existen empresas españolas, como IBERDROLA, que hoy en día utilizan drones para realizar tareas de inspección y mantenimiento de infraestructuras con un sistema pionero de inspección de palas de aerogeneradores eliminando costes elevados y eliminando riesgos laborales a los empleados. Además, una empresa de mensajería como Correos que comenzó a investigar la viabilidad de realizar pruebas de reparto a través de vehículos aéreos no tripulados, con el fin de emplear estos dispositivos de forma complementaria a su red de carteros para garantizar envíos a zonas de difícil acceso y en condiciones climatológicas adversas.

El primer paso para la integración de los drones en el espacio aéreo compartido

Son tantas las aplicaciones que el desarrollo de la tecnología drone provee que por este hecho se ha ampliado el marco de la ley, el primer paso para la integración de los drones en el espacio aéreo compartido. La nueva regulación da paso a una operación más flexible y extensa que garantiza la seguridad en los vuelos. Así, fija unos requisitos de formación para operadores de drones y pilotos; creando nuevas oportunidades de empleo al ser una actividad laboral emergente para todo tipo de sectores en los que se pueda aplicar la utilización de drones profesionales.

Casi 3.000 operadores, 3.700 pilotos y 4.300 drones están registrados en España, según datos de AESA, que ponen de manifiesto la creciente relevancia de esta actividad. Además, existen 74 escuelas de formación y una veintena de fabricantes en nuestro país que se dedican a este segmento. La norma vigente hasta ahora, aprobada en 2014 con carácter temporal, establecía unos requisitos mínimos para la operación con drones, pero no abarcaba toda la casuística de potenciales actividades que el propio sector ha venido planteando durante los últimos meses.

Asimismo, establece las condiciones que deben cumplir las organizaciones de diseño, fabricación y mantenimiento de este tipo de aeronaves, así como los requisitos de formación para su pilotaje. El pasado mes de noviembre la Unión Europa y el Parlamento Europeo cerraron un principio de acuerdo para establecer las primeras reglas comunes para el uso civil de drones en la Unión Europea, con exigencias mínimas en materia de seguridad y protección de datos y un registro de drones. La tecnología que se aplica a los drones de uso civil podría alcanzar un nicho de mercado del 10% en la aviación de la Unión Europea en los próximos diez años, es decir, sumar unos 15.000 millones al año. Bruselas calcula que esta industria podría crear unos 150.000 empleos en la UE de aquí a 2050.

Según explican desde el Ministerio de Fomento: “Durante el primer trimestre de 2018, el Ministerio de Fomento complementará el nuevo marco con la publicación del Plan Estratégico de Drones, una herramienta que, más allá del ámbito regulador, permitirá definir de forma transversal los ejes y las líneas de actuación para potenciar al máximo este segmento de la industria en nuestro país, poniendo todo su potencial tecnológico e innovación al servicio de los ciudadanos.

Siendo conscientes de los cambios que supone la entrada en vigor de esta ley, en Global Robot Expo hemos querido juntar los drones y el sector aeroespacial, además de organizar una serie de conferencias, con expertos en la materia, que comentarán las oportunidades en los sistemas UTM (UAV Traffic management).

Si quieres saber por qué ahora es el mejor momento para invertir en esta tecnología, te recomendamos este artículo, escrito por Miguel Ladrón de Cegama, en el que comparte las implicaciones que tiene esta ley en el mercado de los UAVs.

Deja un comentario